Perspectiva Económica Global 2020

Con la llegada del fin de año a la vuelta de la esquina, organismos Internacionales e instituciones financieras como el Banco Mundial, OCDE y Goldman Sachs. Han comenzado a publicar sus análisis económicos anuales del 2019 y perspectiva para el año por venir. 

Si bien, existen muchos factores internos que determinan el crecimiento de los países. A nivel global, cuestiones geopolíticas, cambios en el sistema internacional de comercio y cuestiones de impacto internacional como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, han impactado de forma significativa el crecimiento económico de los países. 

Y aunque, es imposible generar proyecciones 100% precisas, por la imposibilidad de determinar con total exactitud la evolución de ciertas cuestiones que impactan el desarrollo económico. Diversos analistas coincidieron en principales característica de la economía y finanzas a nivel mundial, y en cómo será percibida en distintas regiones.

Crecimiento moderado

Este año 2019 la economía mundial presentó un crecimiento 2.9% la tasa de crecimiento más baja desde el inicio de la crisis económica de 2008. Principalmente debido a la incertidumbre e inestabilidad del sistema de comercio internacional y tensiones geopolíticas.

Así, este 2020 se caracterizará por un crecimiento moderado. Pues se pronostica una tasa de crecimiento de 3.0%. Si bien, el crecimiento es reducido la mayoría de los analistas coinciden en que los riesgos de una recesión a nivel mundial son bajos y esperan un repunte de la economía en el año 2021.

Fuente; OCDE

Entre las economías, que se verán más afectadas por la el incipiente crecimiento económico se encuentran:

  • China

Este año por venir se espera que el dinamismo de la economía China continúe en descenso. En el marco de las tensiones comerciales, el aumento de las tarifas de exportación podría continuar creciendo, reduciendo así las exportaciones y aumentando precios en bienes de consumo. Sin embargo, la inversión continuará fuerte, gracias a las inversiones del gobierno central.

China se encuentra lejos de la recesión pero su economía podría decrecer en 1%, ya que pronostica un crecimiento 5.8% a diferencia del 6.6.% en 2018.

  • Reino unido

Ante la creciente incertidumbre que ha generado la puesta en práctica de su salida de la Unión Europea. La economía británica se contrajo por primera vez desde 2012. La falta de claridad en lo que respecta a los acuerdos comerciales tras el Brexit, ha detenido a inversionistas y empresas. Situación que de continuar pone a la nación europea en grave riesgo de recesión.

  • Alemania

La economía más grande de Europa, se encontró muy cerca de la recesión económica este año, pero este 2020 podría no escapar de ella. El declive de su sector manufacturero y descenso en sus exportaciones, así como la incertidumbre comercial motivada por el Bretix, serían los motivos principales.

  • Medio Oriente

La región de Medio Oriente, incluyendo a Asia Central presentó un crecimiento de 3% en el 2019 y espera un crecimiento del 3.4% para el 2020. En contraste con el creciente crecimiento poblacional, un número muy bajo. Las principales causas de esta desaceleración son los precios volátiles del petróleo, tensiones geopolíticas, vulnerabilidades internas de ciertos países y la incertidumbre en el comercio global.

  • América Latina

Las proyecciones económicas para la región en su conjunto se mantendrán bajas este 2020 con 1,3% pronosticada. Sin embargo, algunas economías de Latinoamérica se verán mucho más afectadas que otras. Venezuela y Argentina, por ejemplo, seguirán sumidas en la recesión, mientras que países como Perú y Paraguay presentan tasas de crecimiento sanas.

Factores clave

Entre algunos de los factores principales que afectan a las economías alrededor del mundo se encuentran el comercio internacional, conflictos políticos y la falta de reformas estructurales. Todos ellos en niveles muy distintos en cada país. Y aunque es difícil crear fórmulas generales, la OCDE recomienda, a los gobiernos, hacer énfasis en las siguientes áreas para asegurar un desarrollo económico sólido y estable:

Invertir en un futuro más verde

El gasto público e inversión privada en tecnologías verdes proyecta ser una de las inversiones más seguras para el crecimiento futuro. Por lo que los países que logren un mayor desarrollo en esta área podrán sentar bases para un mayor crecimiento económico en años venideros.

Disminuir las distorsiones en el comercio

Los conflictos comerciales y la incertidumbre son una de las principales causas del descenso en la inversión, el comercio y su subsecuente impacto en el dinamismo económico. Encontrar marcos comerciales actualizados y acorde a las necesidades y geopolítica actual será de vital importancia para reducir las distorsiones en el mercado.

Crear una política fiscal más justa

Diversos organismos internacionales han señalado la evasión de impuestos como una importante traba para el desarrollo de los países. Está incluyendo a las empresas transnacionales que en ocasiones aprovechan de las brechas entre diferentes sistemas impositivos. Este tipo de prácticas, según la OCDE, representan pérdidas de entre 100 y 240 mil millones de dólares en ingresos perdidos anualmente, lo que equivale al 4-10% de los ingresos por impuestos corporativos globales.