Las Startups y el Crecimiento Económico Global

En los años recientes, las startups han irrumpido en el mundo de los negocios alrededor del globo. Inspirados por los clusters tecnológicos de Silicon Valley, numerosos ecosistemas de empresas emergentes han comenzado a desarrollarse alrededor del mundo y su valor sólo continúa multiplicándose.

De acuerdo con el Informe del Ecosistema Global de las Startups, generado por Gnome y la Red Global de Emprendedores. Las Startups generaron $2.8 billones de dólares, solo en lo que comprende a 2018 y 2019. Un valor 20% más alto que el último par de años precedente. 


Una cifra mayor al Producto Interno Bruto de Gran Bretaña, por ejemplo. Y que además presenta un acelerado crecimiento. Así, las startups conforman ahora un sector económico de gran importancia en el mundo y están impactando en el crecimiento económico global de muchas formas.

Si bien, los principales ecosistemas de emprendedores se concentran en Silicon Valley, y ciudades como Nueva York, Londres, Beijing y Boston. Estos comienzan de manera progresiva a surgir en economías emergentes. En las que podrían convertirse en un importante motor para el desarrollo. Ciudades como Nueva Delhi, Sao Paulo, Santiago y Buenos Aires, se encuentran avanzando en los rankings de las ciudades con los mayores ecosistemas emprendedores.

Las startups pueden impulsar el dinamismo económico en las regiones en las que se encuentren por varios motivos, entre ellos: 

  1. Impulso a la innovación:
    Las startups alrededor del mundo se han convertido en importantes centros de innovación, especialmente en el sector tecnológico. La capacidad de innovar es uno de los principales elementos para impulsar la competitividad de un país. La innovación tecnológica, por ejemplo, se encuentra al frente de las cadenas de valor y es uno de los principales generadores de dinamismo económico.
  1. Generación de empleo:
    Las startups generan nuevas oportunidades en el mercado laboral. Pero no solo eso, son impulsoras de la creación de empleos de alto valor agregado. 
  1. Creación de Nuevos mercados:
    Por su factor innovador, las startups están creando nuevos sectores económicos y nuevos mercados. El transporte a demanda, la música streaming, redes sociales, compras en línea, entre otros. Son sectores comerciales que han sido creados desde cero o completamente revolucionados por startups.

Además de estos factores macro, las startups también están generando cambios en muchos otros aspectos del mercado laboral. Por ejemplo, creando nuevos procesos, nuevos modelos de negocio e impulsando nuevas modalidades como el trabajo a distancia, nuevos esquemas de contratación y organización, entre otras cosas.

Sin embargo, el principal factor a nivel global es su capacidad de innovar e impulsar el avance tecnológico. Así, no es sorprendente que los sectores de mayor crecimiento en este ecosistema sean:


Es sin embargo, importante aclarar que el desarrollo de un ecosistema emprendedor no se da de la noche a la mañana. No en vano ha logrado florecer con mayor fuerza en países con economías sólidas y con esquemas de apoyo establecidos.

De acuerdo con un reciente estudio publicado por el Banco Mundial para que un ecosistema de innovación pueda ser exitoso son necesarios los siguientes factores: el capital humano, los activos económicos -incluyendo, inversores, industrias, universidades-, infraestructura – transporte, vivienda, agua, telecomunicaciones-, y por último un ambiente habilitante, es decir, las políticas de promoción adecuadas para promover la innovación y el emprendimiento.

Por otro lado, para empresarios e inversionistas, el panorama es mucho más claro. Las startups ya son y serán un elemento clave en la economía durante los próximos años. Por lo que el momento idóneo para subirse al vagón es ahora.

Ante los recientes embates de la economía global, en algunos países, la inestabilidad laboral y por otro lado, la apertura de oportunidades en otros sectores. Emprender parece la opción más sensata para buscar una oportunidad laboral autónoma, inmediata y acorde a las necesidades del emprendedor. Y de contar con la prospección y estrategia adecuadas, puede ser una buena apuesta.