Después del Brexit

El pasado 31 de enero, a las 23:00, finalmente se oficializó la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Con ello, concluyó un periodo de tres años y medio de disputas tras el referéndum de 2016. A través del cual, los británicos decidieron abandonar el bloque europeo.

Reino Unido formó parte de la Unión Europea durante 47 años. Sin embargo, desde el momento de su anexión a la entonces, Comunidad Económica Europea. Reino Unido mostró tener motivaciones diferentes al resto de los países de la región. Pues se vio principalmente motivado por el factor económico y siempre se mostró renuente a la integración política. Manteniéndose frecuentemente fuera de grandes acuerdos entre el resto de los países de la unión.

Ello, además de un creciente escepticismo y el surgimiento de importantes tendencias euroescéptica, llevaron al referendum que desenbocaria en el Brexit. Y en el largo proceso de más de 3 años para consolidar su salida.

Aún tras este largo proceso para formalizar y lograr la salida del país de la Unión Europea, para muchos es aún poco claro cómo es que esta impactará en términos, económicos, financieros, migratorios, entre otros, al resto de Europa y del mundo.. ¿Qué sucederá con todos los acuerdos previamente pactados por Gran Bretaña como parte de la Unión Europea a partir del 1 de febrero, que se de la desincorporación total? A continuación te presentamos algunas respuestas.

  • Comercio:

Como parte de la Unión Europea, el Reino Unido participa en acuerdos comerciales en bloque. Ahora, el gobierno británico tendrá que comenzar nuevas negociaciones de manera individual. Por el momento, hasta que se logren consolidar las negociaciones, el gobierno del Reino Unido podría imponer tarifas en la exportación e importación de bienes y servicios. 


De acuerdo con información de Bloomberg, aproximadamente el 16% de los productos comerciados entre Gran Bretaña y el resto de Europa, serían susceptibles a tasas de importación, pudiendo generar costos añadidos de hasta 5 mil millones de Euros. 

  • Economía:

Si bien, los partidistas del Brexit en Reino Unido, aseguran que este ayudará y fortalecerá a la economía británica. Diversos estudios y análisis parecen indicar lo contrario. Pues, tras desintegrarse sus acuerdos comerciales con la Unión Europea. El periodo de restitución y negociación de nuevos acuerdos con el resto del mundo podría costarles caro y además disminuir el comercio y la inversión.

Fuente: https://www.statista.com/chart/16203/brexit-cost-to-uk-ecomomy-by-2030/

  • Startups: 

Londres, tiene uno de los ecosistemas para startups más dinámicos del mundo. Aunque el Brexit podría disminuir su potencial. Muchas empresas Inglesas y europeas en Londres como la mejor plataforma para lanzarse al mercado internacional, pero ahora, la incertidumbre es su realidad. 

Con el Brexit, aún no es claro cómo cambiará la regulación en torno a las nuevas empresas y empresas europeas que busquen instalarse en Inglaterra. Por lo que las startups deberán enfrentarse a la incertidumbre todavía por varios años por venir y tomar medidas preventivas ante los cambios que puedan presentarse.

  • Inversionistas

De manera similar, los inversionistas deberán enfrentarse a la incertidumbre. Pero recordemos, la incertidumbre en las finanzas, suele significar pérdidas. Así los inversionistas deberán preocuparse por el impacto tanto a corto como a largo plazo.

A largo plazo, los resultados de los acuerdos comerciales y de inversión con el resto del mundo definirán mucho. Mientras que a corto plazo quienes busquen invertir en el Reino Unido en la actualidad deberán mantenerse atentos ante el impacto de la volatilidad e incertidumbre de la transición en los mercados de capital. 

  • Migrantes y viajeros

Los europeos que se encuentran residiendo en Gran Bretaña, bajo los acuerdos previos con la Unión Europea, podrán continuar haciéndolo sin problema hasta el 31 de diciembre de 2020. Es entonces cuando se espera se promulgue un nuevo acuerdo comercial, acuerdos de seguridad y migración. 

De igual forma sucederá para el turismo, los viajeros que visiten Gran Bretaña en el transcurso del año 2020 lo harán bajo las mismas leyes de migración previas, hasta que sea promulgado un nuevo acuerdo. ¿Qué sucederá a partir de 201? Esta es otra de las cosas que seguirán generando incertidumbre.