El Futuro del Trabajo

El pasado 21 de enero tuvo lugar la edición número 50 del Foro Económico Mundial, en la ciudad de Davos Suiza. Como cada año, líderes de las principales economías del mundo, se reunieron a discutir y plantear soluciones a los principales problemas globales.

Una de las características de el foro de Davos, durante los últimos años, ha sido la creciente inclusión de temas en torno a la tecnología. No es de extrañarse, ya que, en el marco de la llamada “Cuarta Revolución Industrial”. La tecnología juega un rol cada vez mayor en el desarrollo global y en todos y cada uno de los factores que se contemplan al hablar de desarrollo sustentable.

El trabajo no es la excepción, por lo que fue uno de los temas de discusión en el foro. ¿Cómo cambiará el trabajo durante los próximos años? ¿Cómo ha cambiado ya, a causa de la tecnología? Son cuestiones de gran importancia que impactarán a todos los sectores de la sociedad en los años por venir.

La tecnología y el trabajo

El continuo desarrollo tecnológico ofrece un sinnúmero de oportunidades potenciales para el trabajo. Aunque también, numerosos retos. En la actualidad, la globalización, cambios demográficos y avances tecnológicos ya han comenzado a impactar de manera significante en los mercados laborales. Por ello, es importante que tanto gobierno, como empresas y sociedad estén al día, para así poder maximizar los potenciales beneficios de esta transformación.

Estas son algunas de las principales transformaciones que el mercado del trabajo experimentará de forma creciente durante los próximos años:

  • La Automatización 

Las estadísticas indican que en los próximos cinco años, más de la mitad de las tareas en lugares de trabajo serán realizadas por máquinas. Aunque esta cifra puede variar entre países, es una realidad a nivel global, que muchos trabajos como los conocemos actualmente dejarán de existir. 

La Inteligencia Artificial, máquinas y la tecnología en general comenzaron a tomar muchas de las labores antes realizadas por humanos. Y aunque para muchos esto parece ser un gran riesgo, a lo largo de la historia, desde la revolución industrial, los humanos hemos sabido adaptarlos a los avances tecnológicos. 

Fuente: World Economic Forum

  • El desarrollo de nuevas habilidades

La automatización del trabajo, hará que algunos empleos dejen de existir. Sin embargo, también dará lugar a la creación de nuevos sectores laborales. Ya sea, entorno al manejo de estas tecnologías y para cubrir sectores nacientes en los que el componente humano no podrá ser reemplazado por la Inteligencia Artificial.

Así, el mercado del trabajo sufrirá muchas transformaciones. Por ejemplo: el sector de la manufactura disminuirá conforme el sector de los servicios crecerá. Por otro lado, aumentará la demanda en empleos relacionados al manejo de la tecnología, como las matemáticas, análisis de datos e informática. Así como empleos enfocados en habilidades humanas, como la creatividad, persuasión, negociación y pensamiento crítico.

Fuente: Mckinsey Global Institute

  • Modelos de trabajo descentralizado

Gracias al uso de la tecnología, muchas empresas, especialmente en el sector de la tecnología, han dejado atrás los modelos de oficina central, optando por equipos remotos. Se espera que esta tendencia continúe creciendo y que los espacios de trabajo se caracterizan por modelos flexibles de ubicación y horarios. Las empresas constituidas por colaboradores basados en distintos continentes y trabajando en zonas horarias diversas serán algo común. 

De igual forma, continuará el auge de las startups y el trabajo autogestionado. Por otro lado, los gobiernos deberán adaptar sus políticas laborales y sociales, ante el auge del trabajo globalizado, para así poder proteger a estos nuevos trabajadores que se encuentran fuera de sistema laboral tradicional.