El World Mobile Congress y el Coronavirus

El mundo entero continua en alerta ante el aparentemente imparable coronavirus. Hasta el momento,se han presentado más de 1,600 muertes y 69,000 casos alrededor del globo. La alerta sanitaria continua, al igual que las acciones para intentar contener la enfermedad.

Además, numerosos comienzan a alertar sobre las futuras consecuencias económicas del virus, no solo para china si no para el mundo entero. Siendo China una país clave en las cadenas de suministro internacionales, la continuidad del estado de crísis podría tener consecuencias catastróficas para el comercio global.

Si bien, aún se desconoce con exactitud cuál será el impacto económico de esta crísis sanitaria. Sus consecuencias comienzan a sentirse dentro y fuera del gigante asiático. Vuelos cancelados, ciudades completamente paradas, fabricas con producción interrumpida, entre otros, comienzan a afectar a la economía de forma importante.

También Europa ha comenzado ya a sentir el impacto del coronavirus de forma directa. En Francia, se presentó la primera muerte fuera de Asia a causa del virus. Mientras que en España se dio la cancelación del MWC o Congreso Mundial de Móviles.

La cancelación del World Mobile Congress

El evento, que se celebra en la ciudad de Barcelona desde 2006. Se considera el congreso más importante del mundo en torno a la comunicación móvil. Es ahí, en la Fira de Barcelona que se reunen empresas, inversionistas, ingenieros y otros expertos en la tecnología móvil año  tras año. Se crean cientos de acuerdos, reuniones y además se presentan las últimas novedades del sector y se realizan cientos de acuerdos comerciales. 

Sin embargo, el año 2020 no tendrá su World Mobile Congress, pues a tan solo un par de días de su celebración, este fue cancelado por temor a la continua propagación del coronavirus.

Para muchos, se trató de una reacción exagerada y sin justificación. Al encontrarse Barcelona lejos de ser una zona de riesgo a causa de la enermedad. Para otros es simplemente una consecuencia de la economía globalizada y con la cantidad de participantes de China y Asia en general que acudirían al congreso, una precaución justificada. 

La empresa coreana LG fue la primera en aunciar que no acudiría al congreso. A este anunció le siguió una reacción en cadena, Ericsson, AT&T, Facebook, Amazon, Lenovo y Sony, entre muchas otras más multinacionales, cancelaban su participación. El motivo: el temor a riesgos de salud a causa de la propagación del virus.

Tras ello, los organizadores del evento que esperaba más de 110,000 asistentes y 2,800 empresas participantes, no tuvieron más opción que cancelarlo por primera vez en 33 años. Una decisión que tendrá un gran impacto económico no solo para los organizadores y la ciudad de Barcelona, sino también para las empresas implicadas y la industría de la tecnología móvil en general.

Pérdidas estimadas:

  • La ciudad de Barcelona ha reportado pérdidas de 492 millónes de Euros, además se dejarán de crear 14,000 trabajos temporales.
  • Empresas como Xiaomi y Oppo deberán atrasar el lanzamiento global de su nueva seria Insignia Mi10 y OPPO Find X2, respectivamente.
  • Otras empresas que deberán posponer y buscar otros espacios para sus nuevos lanzamientos son Samsung para su Samsung Galaxy S20 y Samsung Galaxy Z Flip y Nokia para sus HMD Global.
  • Los miles de acuerdos que suelen realizarse en el congreso serán pospuestos o cancelados.
  • Numerosas empresas sufrirar pérdidas económicas a causa de la cancelación, sin embargo, las más afectadas serán las startups, para quienes su participación en la feria significa una inversión de gran importancia.
  • Por último, la cancelación del WMC, es una muestra de cómo podrá continuar afectado el coronavirus al comercio y negocios internacionales, en formas que no habían sido previstas.